//
now reading...
Comunidades, Español, Política

De laicos, laicidades, anticlericalismos y tolerancia

Tengo muchísimos amigos laicos, muchos amigos agnósticos, bastantes amigos ateos, e incluso algunos ateos militantes (que también los hay, como en todas las religiones, y se esfuerzan por apostatar legalmente). Por tener, tengo algunos amigos anticlericales y contrarios a visitas papales. Buena gente, todos ellos. Con sus cosillas, como todos.

Lo que no tengo es amigos que intenten de hecho impedir la libertad de expresión, o interferir con la libertad de conciencia, de nadie. Su opinión es su opinión, y estaremos de acuerdo o no pero nos concedemos el beneficio de la duda.

Hay gente por ahí que se permite dar un valor moral a las opiniones. Es decir, que piensa que es “malo” pensar algunas cosas, o disfrutar de otras. Y además se permite elegir qué cosas es “malo” pensar.

Y lo “malo” no tiene derechos. Ni a pensarse, ni a ejercerse, ni a difundirse. No tiene derecho a ser respetado, ni siquiera tolerado. Al revés: debe estigmatizarse socialmente, y el Estado debería perseguirlo.

Eso es un problema. Porque la democracia se basa en el acuerdo tácito de dejar en paz a los que no piensan como nosotros, y dirimir las diferencias sobre lo que debe de hacer el Estado a base de votos.

Hubo un día, hace años, en el que tuvimos una discusión en el equipo de moderadores de los foros de Macuarium sobre si la institución debía o no apoyar una posición política. La conclusión, y la filosofía que mantengo allí y en todas partes, es que lo único que no merece respeto es la falta de respeto. Que la única persona que sobra es la que se permite decir que sobra otra. Que las únicas creencias tóxicas son las que quieren impedir que exista alguna otra.

Los totalitarios sobran. Los que se permiten intentar imponer sus ideas con intimidación o violencia sobran. Los que no permiten que se ejerzan los derechos legales sobran.

Desde que imponemos esos criterios de tolerancia, aquello es mucho más agradable.

También tengo otra teoría. Y es que es sanísimo llamar a las cosas por su nombre.

Las personas que han estado organizando actividades para sabotear la reunión de jóvenes católicos en Madrid no se pueden definir como “laicos”  (porque eso lo somos el 98% de los humanos, poco más o menos). Ni siquiera son “laicistas” (porque eso lo somos todos los demócratas). Desde luego no son “los indignados” o “el 15-M”, que fue un movimiento mucho más amplio y mucho, mucho más tolerante, preocupado por cosas muy diferentes (muchas de ellas más que defendibles). Estos “contramanifestantes” son etimológicamente “anticlericales“. Pero no simples anticlericales civilizados: son de la variedad que no respeta a los demás, ni las reglas del juego.

Y encima, intentan camuflarse con el nombre de otros para parecer respetables. Se quejan de que no se les deje espacio público para atacar las opiniones expresadas por otros e incordiar sus celebraciones. Invocan la libertad de expresión para aplastar la de terceros.

Si alguien se queda con la duda de lo que quiero decir sobre la necesidad de tolerar las Jornadas, que por favor haga un ejercicio: buscar la palabra “católicos” en el texto y cambiarla por “nacionalistas”, por “comunistas”, o por “homosexuales”. Y luego se plantee si sería capaz de defender a alguien que intentara reventar la fiesta del Orgullo Gay, o la del 1 de Mayo, o la Diada.

Sé que me voy a ganar una bronca por parte de varios amigos :-). Y sé que alguno de mis sufridos lectores pensará que no debería hablar de estos temas. Pero sé que (aunque no nos pongamos de acuerdo) nos entenderemos.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: