//
now reading...
Español, Gestión e innovación, Herramientas

¿Quien manda en Europa? Presuntamente, tú.

Los pacientes lectores de este blog saben que la participación ciudadana es uno de mis temas favoritos. Es un problema con varios niveles (legal, organizativo, técnico, cultural e incluso filosófico) que va a acabar siendo resuelto de modo práctico en los próximos pocos años. Es una necesidad en sociedades democráticas modernas, donde los ciudadanos tienen demasiada información como para renunciar a una participación razonablemente directa en su propio gobierno, tanto sabiendo lo que hace como opinando sobre lo que hay que hacer.

Cualquier búsqueda en este blog dará varios ejemplos sobre iniciativas en curso. Pero uno de los experimentos más importantes está a punto de entrar en funcionamiento: la Iniciativa Ciudadana Europea. Es una extensión de las herramientas de participación, menos formales, que funcionan ya bajo el nombre de Tu Voz en Europa, con las que la UE pretende hacerse accesible a los ciudadanos (“que se vea que Bruselas no es algo remoto que emite normas, Bruselas está aquí”, en palabras de alguien implicado). O dicho de otro modo, un paso más en la búsqueda permanente de legitimación ciudadana de las instituciones europeas.

La Iniciativa entrará en funcionamiento oficial el 1 de Abril, cuando entra en vigor el reglamento en el que se apoya. A partir de ese día, aquellos ciudadanos que quieran presentar una moción para consideración de la Comisión Europea tendrán la puerta abierta… siempre que cumplan una serie de requisitos.

Algunos son filosóficos. Se requiere el apoyo de ciudadanos de siete países de la Unión, de modo que sólo se planteen iniciativas de interés paneuropeo (y no vale reunirlos luego, los necesitas tener desde el comité inicial). Y por supuesto sólo se aprueban temas relacionados con las competencias de estas instituciones. Por no mencionar que el resultado prometido es que “La Comisión aprobará un documento oficial que especifique, si las hay, las medidas que tenga la intención de proponer en respuesta a la iniciativa ciudadana y los motivos por los que haya decidido actuar o no hacerlo.”

Otros son organizativos. El listón para que la Unión escuche está en un 2% de sus ciudadanos. Es decir, en un millón de apoyos (sobre los 500 millones de europeos legales). El resto de los obstáculos procedimentales tampoco son leves, aunque no hay nada que garantice que lo que llegue a la Comisión tenga forma de proyecto de ley.

Otros son técnicos. Hay una interesante normativa sobre los requisitos a cumplir para poder recoger electrónicamente (¿hay otro modo práctico?) ese millón de apoyos. Y hay una herramienta Open Source presuntamente lista para servir de base inmediata a cualquiera que quiera montar una plataforma para ello.

En las próximas semanas veremos, en distintos países, las campañas de comunicación destinadas a animar a los ciudadanos a emprender la carrera de obstáculos y participar en el gobierno de Europa. Confieso que tengo curiosidad (y he dado algunas ideas para la versión española).

La iniciativa promete…

Pero hay algo sobre lo que tengo pocas dudas: no va a ser un éxito inmediato.

El listón de apoyos y el proceso organizativo son demasiado estrictos (aunque sea un 2% de la UE, ¿quién cree poder movilizar un millón de personas en siete idiomas?) y demasiado débiles (no ofrecen medios para garantizar que lo que emerge es lo que se pide: la definición del proyecto de ley queda en el aire), por no decir que la norma está desdentada (no ofrece garantías de que algo que apoya al menos el 2% de los europeos tenga impacto real). Ojalá me equivoque pero no veo muy creíble que los ciudadanos participen por este canal. Los únicos usuarios creíbles de este sistema son grandes organizaciones políticas o grupos de interés paneuropeos, del tipo que ya pueden pagarse su lobby en Bruselas.

Desde el punto de vista técnico, la herramienta de recogida de firmas que se ofrece a los organizadores interesados no sólo tiene dependencias tecnológicas fuera del alcance del ciudadano medio, sino más allá del de muchas organizaciones modestas. Desplegar una aplicación sobre Glassfish (servidor de aplicaciones Java de Oracle, digamos que complejo) requiere saber lo que se hace… y tener al experto al lado.

En resumen, la intención es evidentemente buena, pero le queda mucho por refinar. Y algunas mejoras son fáciles:

  • Umbral proporcionado. Si Obama (con una población no muy diferente) pide muchísimas menos adhesiones para considerar una propuesta, y eso después de haberlas subido, ¿porqué diablos aquí empezamos poniendo el listón donde no se puede llegar? ¿Tan caro es el tiempo de los funcionarios de la Comisión que no se puede garantizar audiencia -eso es lo único que se garantiza- a 100.000 europeos? ¿O a 10.000? El millón se entendería si habláramos de democracia directa, pero no así.
  • Medios disponibles. Si el software lo paga la UE, ¿porqué no exige entornos técnicamente asequibles, que realmente pueda usar cualquier ONG? O cortando por lo sano, ¿porqué no ofrece maquinaria pública para ello?

En fin. Lo bueno de esta iniciativa es que, como todo en la UE, acabará llegando. A la velocidad de una placa tectónica, pero con el mismo impacto sobre el paisaje.

Por cierto, si alguien quiere cocinar algo serio en este terreno, me encantaría que se pusiera en contacto.

CORRECCIÓN: Me costó encontrar todas las piezas (tuve la suerte de visitar la página justo antes de que la actualizaran para la versión 1.0.1 :-)), pero parece que ahora están, y sí que existe documentación.

About these ads

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 130 seguidores

%d personas les gusta esto: