//
now reading...
Español, Gestión e innovación, Política

Bancos con exceso de liquidez

Lo decía hace un par de semanas Echenique del Sabadell en Pamplona, lo decía ayer Goirigolzarri: los bancos españoles ya no tienen problemas de capital. Tienen otro muy diferente: ser capaces de sacarle partido.

Goirigolzarri de Bankia dice que el reto es “ser rentables” y plantea la solución más antigua: si vendes tan poco, reduce personal. Quiere cerrar más de mil oficinas, con lo que (regla de tres, ¿no?) el negocio que le queda debería dar para sostener la red. Lo malo es que ese negocio todavía se basa en la red, pero dejemos que experimente.

El downsizing tiene sus atractivos, pero espero que la cura sea mucho más amplia que una reestructuración. Porque el problema real no es el coste de la red de oficinas, es la incapacidad para prestar. Lo decía mucho mejor Echenique: “el negocio de la banca es la gestión del riesgo“, es saber cómo y con quién arriesgar el dinero de sus depositantes para sacarle rentabilidad. Y como dijo también, la cosa está difícil.

Por un lado, después de varios años de restricción crediticia, las empresas españolas están débiles. Están débiles porque los bancos no han facilitado préstamos de consumo, y están débiles porque los bancos han ido exigiendo garantías cada vez más draconianas e inasumibles a los empresarios. Con el negocio ahogado y sin posibilidad de financiar la travesía del desierto, muchas han acabado abordando EREs o reestructuraciones… que también tienen su coste. Con un año o dos más de este tratamiento, tendremos unos supervivientes saneados, y muchas bajas más.

Por otro, la tasa de morosidad de Bankia sigue (dice Goirigolzarri) en el 13%. Eso es una barbaridad. Y sería mucho más útil si desglosara, porque si afecta a toda su cartera crediticia algo están haciendo muy mal. Si se centra en un par de sectores, especialmente en el inmobiliario donde se están pudiendo traspasar los préstamos, es otra historia.

La crisis llegó porque un día se secó el mercado interbancario, dejando a la luz unas instituciones que estaban haciendo las cosas muy mal. Unas cajas que estaban empeñadas en expandirse geográficamente (todo el mundo en el sector sabe que abrir oficinas es un proceso que tarda en ser rentable), y muchas que estaban dando créditos sistemáticamente a promotoras a pesar de la evidencia de precios irracionales (una hipoteca que no se puede pagar en 15 años con un 30% de los ingresos familiares totales no es seria). Y sobre todo -sobre todo- un descontrol del riesgo hipotecario, préstamos dados sin entradas y garantías suficientes. Ya he dejado escrito que en mi experiencia fue un problema de gestión, que pasó por las direcciones comerciales directamente hasta la alta dirección (porque políticas suicidas de este tipo no se aprueban solas). Se sacrificó la solvencia al crecimiento, queriendo aprovechar la burbuja, y se generaron unas comisiones (o bonos) magníficas a costa de contaminar los balances o quebrar la caja.

En resumen, la crisis llegó porque en algunas entidades (no en todas, ni mucho menos) se manejó muy mal el riesgo. Y mi impresión es que se sigue haciendo. La pregunta que te encuentras (y hablo de caso real) cuando vas a un banco con un negocio serio y rentable pero que necesita reestructurar su financiación para evitar una crisis de tesorería es “¿qué garantías me das?”. La pregunta que te encuentras cuando pides un préstamo para emprender es “¿qué garantías me das?”. En ambos casos, las piden por el 100% de la financiación. Le piden al empresario que avale con su domicilio y bienes, si es que no los tiene ya hipotecados.

Si la elección es entre arriesgar la cama de tus hijos y dejar que la empresa entre en concurso de acreedores, yo sé lo que elijo. Que le den a la empresa, si su gente y directivos no han sido capaces de idear modos de mejorar la rentabilidad. Y una empresa más que genera beneficios entra en “reestructuración” a la Bankia, quemando activos y despidiendo personas, perjudicando sus propias posibilidades de supervivencia.

Si organizar una nueva “sociedad limitada” significa que el riesgo sigue siendo ilimitado, que le den al proyecto y vamos a lo seguro.

El sistema de gestión del riesgo de las entidades financieras se basa en sistemas de “scoring” o calificación automatizada (metes unos parámetros, te da un resultado), unos comités, y unas políticas de riesgo. Si los bancos aspiran algún día a recuperar su papel y su rentabilidad, tendrán que reformar las políticas, exigir más a los comités, y (además de revisarlos) usar bien los scorings. Una calificación baja debe significar un tipo de interés alto, no una excusa para no prestar.

La realidad

Seguro que hay bancos que ya están en esto, revisando sus funciones comerciales y de riesgos. Pero me da que no todos. Los recién fusionados tienen la vista puesta en reorganizar y luchar por su equipo. Los Bankias están pensando en downsizing en lugar de en aumentar crédito. El Sabadell y los otros cuatro rentables… están muy ocupados cazando reliquias del naufragio a precios de ganga.

El sucedáneo se debe acabar

Alguien se puede preguntar cómo es que con tanto desastre, los bancos han conseguido recuperar la solvencia. Al fin y al cabo, no todos han tenido ayudas oficiales. La respuesta es sencilla: han estado tomando del Banco Central Europeo a un tipo regalado, y prestando al Estado a un tipo con “prima de riesgo”. Arbitraje financiero, por no llamarlo regalo… o siendo caritativos, método indirecto de hacer que generen beneficios deprisa para que puedan dedicarlos a reservas y recapitalizarse sin tener que salir en la prensa.

Ya están recapitalizados. Lo dicen hasta ellos. Pero en tanto no tengan la necesidad de salir a prestar dinero, no lo van a hacer. Y seguiremos asfixiándonos por mucho ICO que se añada. Hay que poner el dinero a trabajar, hay que poner a los bancarios a trabajar en discriminar ocasiones y calificar riesgos con seriedad. Hay que ponerlos, como decía Echenique, a hacer su trabajo.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: