//
now reading...
Español, Política

Chipre: y se quedan cortos

Tenemos las noticias llenas de las protestas de los chipriotas por el impuesto que Chipre les va a cobrar a los depositantes en los bancos para poder acceder a financiación de la UE para rescatar a esos mismos bancos. Y leyendo algunos de esos comentarios (mejor no escuchar la mayoría) cuesta entender porqué se ha hecho lo que se ha hecho.

En cambio, leyendo cosas como ésta (de la Economist Intelligence Unit) la cosa queda bastante más clara.

Chipre, aparte de un régimen fiscal tan bajo que llevaba tiempo molestando al resto de la UE, tiene una legislación bancaria muy permisiva y opaca. Se ha convertido en uno de los canales y refugios del dinero menos recomendable, especialmente ruso. Los bancos tienen una enorme cantidad de depósitos, muy superior a la que corresponde a la economía de Chipre, porque una parte muy seria de esos depositantes no son chipriotas ni ciudadanos de la UE.

Cuando esos bancos, que vienen ofreciendo tipos de interés llamativos (más del 6% en los tiempos que corren) se pillaron los dedos con sus inversiones en deuda griega (unos lo llaman solidaridad, otros especulación), se convirtieron en insolventes. Pueden quebrar.

Por alguna razón, en lugar de hacer como Islandia (que garantizó los depósitos de sus ciudadanos hasta el límite legal, y dejó quebrar los bancos… y que por cierto ya ha salido de su crisis), Chipre ha preferido respaldarlos. Primero con subsidios (crédito barato), ahora pidiendo ayuda a Europa.

Y la UE se encuentra con que un país que tiene los impuestos tan bajos que molestan a sus vecinos, y una opacidad bancaria tan seria que atrae a los clientes que menos gustan, le está pidiendo dinero para salvar los bancos. Es decir, Chipre no tiene dinero porque hace lo que la UE no quiere, y permite a sus bancos hacer lo que la UE no quiere… y ahora pide dinero a la UE para garantizar los depósitos de sus bancos. No los de sus ciudadanos, no los de la UE: todos, incluyendo hasta un 40% de depósitos opacos extranjeros.

Claro, la UE dice que no. Que por lo menos parte del dinero necesario se cobre a esos mismos depositantes, especialmente a los que tienen cuentas de más de 100.000 euros, que son (se presupone) mayoritariamente esos inversores extranjeros.

Lo que el gobierno chipriota cuenta y cómo lo vende a sus ciudadanos es otra cosa, y no tiene desperdicio. Lo que debería hacer, si pudiera (legalmente), si tuviera narices y menos relaciones con sus banqueros, es lo que hicieron los islandeses. Garantizar los depósitos comunitarios y dejar que los bancos quiebren. En vez de cobrar a sus ciudadanos para que sus banqueros sigan pudiendo hacer negocios con los rusos.

Dicho de otro modo: la UE se queda corta.

Actualización a 26 de Marzo:

La solución actual tiene mucho más sentido, y los manejos del presidente chipriota quedan al descubierto.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: